Registrarse para una cuenta gratis
Nombre
Correo electrónico
Elegir una contraseña
Confirmar contraseña
Género
Fecha de nacimiento

Por favor inicie sesión para continuar
Having Trouble Logging In?
Restablecer su contraseña
¿No tiene una cuenta?
¡Regístrese ahora!

¿Qué legado tiene usted?

01 de septiembre 2022



"Generación a generación celebrará tus obras, y anunciará tus poderosos hechos".
— Salmo 145:4


¿Tiene usted un padre, un abuelo, un miembro de la familia extendida o un amigo especial que le haya influido en su caminar con el Señor? Patricia, una oyente de A Través de la Biblia compartió sobre el legado espiritual que sus padres le han dejado:

"Escuchar sus programas me lleva a mi infancia cuando mi padre siempre sintonizaba para escuchar. Qué bonitos recuerdos. Éramos muy pobres, pero conocíamos al Señor. Mi querido padre terrenal nos enseñó a amar a nuestro Padre celestial. Y aunque ninguno de mis padres está hoy con nosotros, nos dejaron el mayor tesoro que una madre y un padre pueden dejar a sus hijos: Un ejemplo perfecto de lo que significa amar a Dios y el conocimiento de sus caminos.

"Hoy mis hermanos y yo seguimos estos preciosos caminos, enseñando a nuestros hijos sobre Dios y el Señor Jesucristo. Estas son las riquezas que nosotros también dejaremos cuando nos hayamos ido. Gracias por su ayuda en eso".

¡Qué gran herencia! Demos gracias a Dios por todos aquellos que comparten la sabiduría espiritual que Dios les ha dado. Piensen en el legado que están dejando y juntos oremos el Salmo 145:4 por las familias que están escuchando juntos A Través de la Biblia.

Padre Celestial, gracias porque estudiar Tu Palabra y compartirla con los jóvenes en nuestras vidas es una inversión eterna. Ayúdanos a contar las cosas poderosas que nos has enseñado acerca de quién eres y cómo podemos vivir para Ti.

Danos muchas oportunidades para hablar de Tu fidelidad en nuestras vidas y de Tus promesas de ser fiel a cada uno de nosotros para siempre. Al hablar de tu bondad, te pedimos que las generaciones futuras vean estas historias como regalos preciosos y que ellos también elijan seguirte. En el nombre de Jesús, amén.