Registrarse para una cuenta gratis
Nombre
Correo electrónico
Elegir una contraseña
Confirmar contraseña
Género
Fecha de nacimiento

Por favor inicie sesión para continuar
¿Olvidó su contraseña?
Recupera su contraseña aquí.
¿No tiene una cuenta?
¡Regístrese ahora!

Cómo puedo  
conocer a Dios

¿Conoces a Jesucristo como tu Salvador personal?
Si murieras hoy ¿sabes con certeza si irías al cielo? Si llegaste al cielo y Dios te preguntó: "¿Por qué debería dejarte entrar?" - ¿cómo responderías?

Si no estás seguro de la respuesta a cualquiera de estas preguntas, lee los libritos abajo. Estos libritos escritos por Dr. J Vernon McGee usan la Palabra de Dios para enseñarte, desafiarte e inspirarte. Tómate tu tiempo - lee con disposición de que Dios te muestre la verdad.

Fe + 0 = Salvacion
Fe + 0 = Salvación
Dios tiene una manera de quitar los pecados, pero no es la ley. Es Cristo quien pagó la pena por su pecado. Es su fe en Él lo que le salva; nada más puede hacerlo.

Basado en Gálatas 4

es posible que
¿Es posible que una persona 
salva jamás se pierda? 
Este librito hace una búsqueda honesta del significado de Hebreos 6:4-6, un pasaje de las Escrituras que trata del asunto de la seguridad de la salvación; un pasaje confuso y difícil de entender.

Basado en Hebreos 6:4-6

La historia precisa
La historia precisa
¿Te gustaría realmente saber cómo llegar al cielo? Una cosa es muy cierta: todos queremos ir al cielo, y por consiguiente, deseamos asegurarnos de tomar la ruta verdadera. Pero ¿cuál es?

Esta es la decisión más importante de tu vida.

Para los que viven en los EE UU

Con mucho gusto te enviaremos gratis, copias impresas de los tres folletos. 
Llámanos al 1-800-880-5339 o 919-460-3797 para solicitarlos hoy.

Si no puedes esperar más o vives fuera de los estados, ten acceso ahora mismo a estos libritos edificantes al hacer clic abajo.


Nuestra oración es que tú en verdad llegues a conocer a Dios el Padre
El gozo o la tristeza en esta vida y en la eternidad dependen de tu respuesta a la invitación de Jesús.

El lugar donde irás después de tu muerte también depende de tu voluntad de ver tu necesidad de un 
Salvador y creer que Jesús es el único Salvador y así tener la promesa de la vida eterna.