Registrarse para una cuenta gratis
Nombre
Correo electrónico
Elegir una contraseña
Confirmar contraseña
Género
Fecha de nacimiento

Por favor inicie sesión para continuar
Having Trouble Logging In?
Restablecer su contraseña
¿No tiene una cuenta?
¡Regístrese ahora!

Discipulando Latinoamérica

Por Radio Trans Mundial
21 de julio, 2022

Esteban Larrosa es el primer latinoamericano en ocupar la vicepresidencia de TWR para la región de América Latina y el Caribe. [Foto de Morgane Erisman / TWR] 


A partir del 1 ero de febrero 2022, Esteban Larrosa asumió el cargo de vicepresidente para la región de América Latina y el Caribe de RTM. Esto convirtió a Esteban en el primer nativo de América Latina en ocupar el cargo.

Esteban es nacido y residente en Montevideo, Uruguay. La conexión de Esteban con TWR comienza con su padre, Lemuel, quien fue recomendado a la organización por el evangelista Luis Palau. Lemuel, un pastor bautista, había coordinado el enlace radial para una cruzada de Palau en Montevideo en 1978. Fue el pionero del trabajo de TWR en Cono Sur de las Américas y durante quince años se hizo conocido como la voz del anfitrión del programa A Través de la Biblia.

La primera emisión de TWR que se emitió en Uruguay fue el 1 de octubre de 1981 con el programa A Través de la Biblia. Hoy Lemuel sigue colaborando con TWR, editando el libro devocional Alimento para el Alma por y para latinoamericanos que fundó hace 20 años.

Esteban no pensaba seguir necesariamente los pasos de su padre. Obtuvo su maestría en el Wheaton College de Illinois con una beca del Centro Billy Graham y el apoyo de la TWR. Pero en marzo de 2000 fue invitado a regresar como director ministerial de RTM Uruguay. Pasó a un papel de liderazgo regional con TWR en 2018 antes de ser promovido este año.

La formación de Esteban fue en sociología. El seminario y la escuela de comunicación fueron su padre, dice. Aunque ciertamente está influenciado por su padre, Esteban ofrece habilidades e ideas diferentes.

"Si esperan que sea Lemuel, no voy a ser él", explicó. "Por supuesto que lo tengo como mentor. Me enseñó la Biblia, la vida cristiana, ha sido un modelo para mí. ... Pero no soy la misma persona".

Annabel Torrealba y Esteban Larrosa comparten los micrófonos en una emisión de 2019 desde Bonaire. [Foto de Brad Swanson / TWR]Con su pelo negro con un toque de canas en las sienes y su rostro resaltado por unas gafas de montura negra, Larrosa parece el pensador profundo que es. También tiene una risa fácil y entabla una conversación con entusiasmo.

Le gustan los deportes, especialmente el fútbol y la natación. También le gusta leer y hacer música.

Lleva casi 24 años casado con Andrea. Tienen dos hijos, de 19 y 11 años, y una hija de 10 años. Disfrutan de las actividades al aire libre en familia siempre que pueden, dice Larrosa.

Steve Shantz, actual vicepresidente del ministerio digital (exvicepresidente para América Latina y el Caribe de RTM) fue el supervisor de Esteban durante unos años, pero lo conoce hace unos 10. Él dice que ha llegado a apreciarlo tanto como un pensador profundo como una persona cerca de la gente.

“Maneja la Palabra de Dios muy, muy bien, así que tiene esa capacidad, pero también entiende a las personas, y comprende los componentes de hacer el ministerio" dice Shantz.

Esteban, miembro de la segunda generación de la familia TWR, ve el discipulado como la prioridad de la organización en la región: “Hay una desconexión entre la religión y el comportamiento latinoamericanos”, dice.

"La corrupción es el problema número uno en América Latina. Entonces, si América Latina se ha cristianizado y las iglesias están creciendo, como está sucediendo, las membresías están creciendo en el área evangélica, ¿por qué la sociedad sigue lidiando con la corrupción como el problema número uno? ¿Qué tenemos que hacer como iglesia para transformar esa realidad?"

"Me gustaría trabajar para crear un proceso en el que nos comprometamos con las iglesias y las audiencias para construir discípulos más que (sólo) creyentes o conocedores de la Biblia".

Esteban ve la necesidad de desarrollar una programación más específica para los jóvenes, para las mujeres y para los hombres. “Pero todo se reduce al discipulado,” dice.

"Nuestro objetivo principal y clave tiene que ser construir verdaderos discípulos para Cristo en América Latina". Eso sólo puede hacerse en colaboración con las iglesias, añadió Esteban. Es algo que lleva haciendo desde hace tiempo en Uruguay, al que llama uno de los países menos "cristianizados" de América Latina.

Pide que Dios le dé la visión, la sabiduría, la gracia y la capacidad para desarrollar objetivos claros y alinear todo el ministerio latinoamericano en una dirección unificada.

“Es vital presentar a la gente a Cristo, pero luego dar los siguientes pasos. Ahora necesitamos ver una vida y cultura transformada. Porque sé que cuando Jesús viene, transforma tu vida. Eres una nueva criatura. Pero ahora si eres una nueva criatura, las nuevas criaturas tienen que construir una nueva sociedad, que transforme los valores, los comportamientos y la forma de vivir", aclara Esteban.


Imagen: (centro, derecha) Annabel Torrealba y Esteban Larrosa comparten los micrófonos en una emisión de 2019 desde Bonaire. [Foto de Brad Swanson / TWR]